Merveille Paradiset {AFILIACIÓN ACEPTADA}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Merveille Paradiset {AFILIACIÓN ACEPTADA}

Mensaje por Luca Cárthaigh el Lun Mar 24, 2014 7:33 pm



Merveille Paradiset



Traemos galletas ♥

¡Buenas noticias, compañeros! Su afiliación ha sido aceptada. Venimos a sellar nuestro trato con unas buenas tazas de té y algunas galletas. Dejaremos por aquí esta nota -si, aquí, este lugar se ve perfecto- para recordarles que su post de afiliación continuará abierto para cambios de botones o cualquier aviso que deseen hacer. Muchas gracias por tenernos en cuenta, continuemos creciendo juntos y ayudándonos mutuamente. Ya saben, una mano lava la otra, ¿verdad? En fin, eso es todo: nuestra fiesta de té ha llegado a su fin. ¡Feliz no cumpleaños, y hasta pronto!

Historia del foro

Hace muchos años, las deidades eran los seres más poderosos y había solo un pequeño círculo de estos seres que se encargaba de regular la justicia y el orden en el planeta entero. Cada raza tenía sus propias reglas, sí, pero las deidades eran quienes regulaban que todo estuviera funcionando correctamente... según sus propios estándares. Después de todo, este era un mundo donde se permitía que las razas fuesen esclavizadas y, a fin de cuentas, tu suerte se resumía en si eras considerado amo o esclavo. No todo el mundo estaba metido en esto de la esclavización, por supuesto, y había solo determinadas zonas, a veces ciudades o a veces un conglomerado de estas, que funcionaban como puntos de venta para todo el globo.

El círculo de deidades cambiaba periódicamente de miembros, pero había una que estaba fija desde hacía siglos: Zakami, una deidad que, frente a otros, aparentaba ser agradable y justa, pero que solo pocos sabían que su verdadera naturaleza era abusiva, egocéntrica, malcriada e infantil, y ella se encargaba perfectamente de que quienes descubriesen la verdad quedasen como mentirosos, o simplemente jamás volvieran a ver la luz del sol. Nadie se atrevía a desafiarla, y muchos fueron los años que se vivieron bajo su sombra, muchas fueron las personas que abandonaron los territorios dominados por ella, pues dentro del círculo de deidades ella tenía aliados de su misma calaña. Hasta que, un buen día, sucedió lo que debía suceder: un par de deidades del círculo al que pertenecía Zakami, junto con otros que no eran parte de este, decidieron enfrentarla. Fueron pocos los que complotaron contra ella, pero así debía ser, para evitar errores; el ataque fue rápido, tanto que Zakami apenas tuvo tiempo de pedir ayuda antes de ser derrotada, junto con sus más cercanos aliados.

Un aire de alegría y jolgorio soplaba alrededor de estos héroes, se respiraba un viento de nuevas y mejores épocas. Oh, pero nuestros protagonistas no eran tontos, no se dejarían llevar por la emoción del momento. Sabían que Zakami, a pesar de haber desaparecido, había dejado tras de sí muchos seguidores que habían sido engañados por su fachada amable. Decidieron, entonces, que no podían quedarse allí, en los territorios donde estarían en peligro, por lo que buscaron un nuevo lugar en el cual instalarse, recorriendo grandes distancias con el fin de encontrar ese lugar donde no tendrían que estar bajo la amenaza de una nueva tiranía. Así fue como a causa de un desvió en su trayectoria se toparon con aquel extraño lugar conocido como "El triángulo de las bermudas", famoso por sus historias sobre terribles desapariciones e increíbles y aterradoras tormentas, entre otros desastres naturales, los cuales no tardaron en convertirse en la explicación en que todos se apoyaban cuando hablaban de las presuntas desapariciones.

Nuestros héroes no alertaron el peligro hasta que este estuvo sobre ellos, cuando aquellos implacables vientos y el mar embravecido los arrastraron hasta el ojo del triángulo, sin embargo, lo que parecía ser una tragedia en la historia dio un giro inesperado, al despertar se hallaban en una isla bastante abstracta llena de áreas hermosas y aspectos tan raros que rozaban lo exótico, la mayoría de las deidades y demás integrantes del grupo estaban completamente seguros de que jamás habían visto algo parecido. Aquellas aterradoras tormentas y ventiscas no eran más que un camuflaje para mantener este hermoso lugar oculto, pero ellos habían contado con la suerte de encontrarlo y aún más, habían tenido la increíble fortuna de entrar por el lado cuyo trabajo era comunicar con el portal que daba paso a la isla. A diferencia de las otras personas quienes evidentemente no lo lograron. Utilizaron en conjunto sus poderes para levantar la isla del olvido, teniendo la protección que les brindaba aquel increíble lugar. Se instauró el 19 de diciembre, día en que vencieron a Zakami, como una fecha de festejos, de festival y de celebración en comunidad, mismo día en el que fue reconocida bajo el nombre de Merveille.

Pero esta historia es de hace mucho, mucho tiempo. En la actualidad, cuando el recuerdo de Zakami no es más que eso, un simple recuerdo que se va llenando de polvo en los rincones de la memoria, la isla que descubrieron los vencedores se ha vuelto un lugar muy famoso, y su capital es uno de los grandes puntos de venta de pets, ya que los vendedores, traficantes, cazadores y grandes comerciantes de pets lograron encontrar el punto y el lugar exacto en donde se podía acceder y salir de la isla. La mayor parte de esta gran isla está poblada y urbanizada, muchas ciudades se reparten a lo largo de su territorio. Bosques impenetrables que tientan a los aventureros, lagos profundos, playas de arena blanca y un mar tan azul y cristalino que es increíble, campos de cultivo, praderas verdes y pequeños poblados codeándose con enormes asentamientos urbanos, la isla que hace muchos años sirvió de refugio para los anti-Zakami ahora se ha convertido en un rico país donde puede ocurrir cualquier cosa, desde maravillas hasta desastres. Pero, por supuesto, el 19 de diciembre continúa celebrándose a nivel nacional, y hasta internacional.

Lo curioso de Merveille no radicaba únicamente en cómo se llegó a la isla. Sino en qué la controlaba. Una vez asentados nuestros héroes, explorar la isla era algo inevitable. Un día, Lucerna Dollium, la líder que condujo a los héroes rebeldes durante su viaje se encontraba a la orilla de un lago serpenteante, calmando la sed luego de su caminata de exploración. El movimiento de los arbustos alertó a Lucerna, que no dudó en acercarse e inspeccionar. Para su sorpresa un conejo de pelaje de tonalidad perla saltó de la planta, miró fugazmente al hombre a los ojos y se alejó en un largo salto. Lucerna lo siguió movida por la curiosidad. Su asombro aumentó cuando comenzaron a descender por un camino rocoso y que a cada metro se volvía más oscuro, y el conejo en un elevado salto se transformó en una figura humana; de cabello rubio cenizo y tez clara. Le gritó, intentando llamar su atención para detenerle y pedir explicaciones, pero fue en vano, y tuvo que continuar la persecución. Todo se detuvo cuando llegaron a una cueva subterránea, iluminada por cristalizaciones en las paredes que parecían tener energía propia. Se adentró de a poco en la cueva, permitiéndose mirar cada parte de este extraño y casi mágico lugar, al llegar al final de esta sus ojos captaron algo que la dejó pasmada en su propio asombro por un momento. Ahí, donde la cueva llegaba a su fin, se encontraba un cristal tan grande y luminoso como para contener algo muy largo dentro, y de hecho lo hacía, dentro de este se hallaba una joven con un aspecto tan juvenil y fresco que no podría ser mayor de quince años, el cabello rubio le resplandecía contra el luminoso cristal y la piel pálida acentuaba sus facciones, Lucerna no pudo resistir la tentación de acercarse y acariciar con su mano diestra el cristal, aquella mágica experiencia duró apenas unos minutos cuando una mano desconocida golpeó sutilmente la mano de la líder, un pequeño toque que podría describirse como el que le da una madre a su hijo cuando toca algo ajeno, haciendo que esta la apartase y retrocediera. Ahora ante sus ojos se encontraba un hombre alto, atractivo y con una extraña vestimenta que combinaba con su estrafalario y absurdo sombrero.

Al principio le había costado que el extraño confiase en ella, pues este le insistía con una amenazadora educación que se retirase de la cueva y se marchara junto a los demás de la isla, pero el carisma y la jocosidad de Lucerna consiguió finalmente que el hombre que parecía un sombrerero bajase la guardia. El sombrerero se le presentó como Galen Skap, el hombre comenzó a hablarle sobre la joven en el cristal, su nombre era Aisling Amets, era una deidad de los sueños, y podía crear cualquier cosa que soñara, materializándola a su antojo. Sin embargo debido a un accidente había caído en un estado semejante al coma, su imaginación la había encerrado en aquel cristal como una auto protección, creando también los disturbios y peligros que asechaban a cualquiera que quisiera entrar en la isla. Aquel estado en el que se encontraba la mantenía prácticamente en un sueño eterno, y aquellas cosas raras, hermosas y descabelladas que conformaban la isla la protegían, lo que advertía que ninguna estación o conducta de la naturaleza eran predecibles: podía ser un día soleado con lluvia, o que de repente comenzase a nevar en plena primavera. El sombrerero le confesó que se encontraban dos personas más quienes habían decidido quedarse en la isla con el fin de proteger a Aisling, los cuales eran Cedric Lächelnd, un gato bastante peculiar, Snelheid, el conejo perlado que había conocido por accidente hace unas horas y, por supuesto, Galen Skap el sombrerero. Ellos eran creaciones de la deidad rubia, luego de caer en el sueño. Eran una forma de protección. Tenían voluntad propia y la autoridad para marcharse, pero su lugar estaba con la pequeña reina. Fue de esta forma en la que nuestro líder prometió proteger a la joven manteniéndola en secreto junto con Galen Skap y los demás, con el fin de establecerse en esa isla y conservar su peculiar pero increíble secreto.

Un tiempo después, y a raíz de los inexplicables fenómenos paranormales y físicos de la isla se decidió crear un instituto exclusivo para Merveille, donde además de abrir un centro de investigación, también se estudiarían distintas ciencias y artes para las futuras generaciones que nacieran allí. Así se fundó el prestigioso Instituto Stellarium. También, en necesidad de proteger a la deidad de los sueños de los contrabandistas que inevitablemente lograron encontrar el camino a Merveille, se formó una guardia imperial, la Guardia Real.

Sin embargo, en una tierra donde los sueños controlan la realidad y se respeta la imaginación de cada quién, la deidad de los sueños debe ser protegida también de la población de la isla, ya que podrían perturbar su sueño y llevar esa mágica tierra a la ruina. Es algo que se teme y se previene cada día. No es un miedo, es una corazonada. Merveille es una creación fantástica e imaginaria; es una utopía en sí misma que se refleja en los grandes y aterradores ojos del gato sonriente, el guardián más misterioso de la creadora de la isla y se sabe, como bien dice el gato en sus contadas apariciones, que todos allí están algo locos.




Luca Cárthaigh
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.